Logo - D'Angelo Pictures
Facebook Linkedin DeviantArt Last.fm SpundCloud RSS

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Photoshop: Colorear un dibujo

Hay mil formas de colorear un dibujo y cada uno tiene su estilo y su manera de hacerlo. En este tutorial explicaré una forma relativamente sencilla y algunas herramientas que me parecen indispensables. Si quieres un acabado limpio lo mejor que puedes hacer es entintar el dibujo. Una vez lo tengas, lo escaneamos a 300 de resolución.
Preparar la linea.

Lo primero es centrar el dibujo, para ello tenemos que desbloquear la capa “fondo” haciendo doble click sobre ella y poniéndole un nombre. Utilizaremos la herramienta transformación libre (Edición > Transformación libre o Ctrol + T) para rotar el dibujo, escalarlo y moverlo a nuestro antojo, no tiene mucho misterio. Para dejar la linea más limpia tenemos que deshacernos de los tonos medios y contrastar bien la linea con el fondo. Esto se consigue en Imagen > Ajustes > Niveles o Ctrol + L. Para dar el contraste que necesitamos tenemos que mover las flechitas blanca y negra hacia el centro, pero no demasiado. Esta herramienta es muy útil, si has hecho el dibujo a lápiz es muy recomendable que no te saltes este paso porque conseguirás darle un aspecto más limpio.



Ahora que tenemos la linea bien definida lo que yo suelo hacer es poner la capa en modo multiplicar (los tonos claros se harán transparentes, es decir, el fondo blanco) y colorear el dibujo en una capa por debajo. Esto lo hacemos en la ventana capas, que no deberías cerrar nunca.

Colores planos.

Ya que acabamos de crear una capa nueva nos quedamos en ella. Aquí vamos a meterle al dibujo sólo colores planos, así a la hora de seleccionar una parte del dibujo (por ejemplo la piel) me basta con utilizar la varita mágica. Para hacer esto yo cojo la herramienta lazo poligonal (L) y voy seleccionando cada parte que voy a pintar de un color diferente. Es importante tener activado el botoncito de arriba “añadir a selección” para poder hacer varias selecciones. Cuando lo tengamos rellenamos la selección con, por ejemplo, el bote de pintura (G). No os entretengáis aun con los detalles. La capa tendría que quedar más o menos así:



Ahora si, por ejemplo, queremos centrarnos en sombrear la chaqueta sin salirnos, con la varita mágica (W) la seleccionamos en esta capa (con una tolerancia muy baja o directamente “1”) y nos vamos a una capa superior a pintarle las sombras. Así que cuando lo tengamos listo creamos una nueva capa (entre la linea y el color plano) para dibujarle las sombras.

Pinceles.

Doy por hecho que tienes una tableta gráfica que detecte la presión del pincel, si no, no es lo mismo. Seleccionamos el pincel (B), pero antes de ponernos a dibujar vamos a ver algunas opciones de configuración de pinceles. Seleccionamos un pincel común y vamos a Ventana > Pinceles. Algunas opciones interesantes de aquí son:
– En “forma de la punta del pincel” podemos variar el tamaño, la dureza y el espaciado. Cuestión de gustos.
– En “Dinámica de forma” en la parte de variación del tamaño vemos que esta desactivado, lo ponemos en “Presión de la pluma” y configuramos el diámetro mínimo a nuestro gusto. Así cuanto menos apretemos mas fino será el trazo.
– También podemos irnos a “otra dinámica” y configurarlo de forma que cuando menos apretemos el lápiz óptico más transparente salga el trazo. En “Control” marcamos “Presión de la pluma” y listo.




Todo esto es básico pero lo interesante es investigarlo por cuenta propia, hay infinidad de opciones. Pero si no te quieres complicar cogemos este pincel y empezamos. Seleccionamos una parte del dibujo y en la capa nueva lo pintamos con un tono más bien oscuro. Debemos decidir de donde viene la luz, en mi caso por ejemplo de la izquierda, y sombrear en consecuencia. Manteniendo “alt” pulsado cambiaremos al cuentagotas y podremos seleccionar el color base para mezclarlo mejor. Es muy cómodo. Recodad darle un tono más oscuro cuanto más detalle le deis al sombreado, y ya sabéis, control + z para deshacer. Ahora repetid el proceso hasta completar el dibujo.

Las luces más de lo mismo, pueden hacerse en una capa por encima.




Colorear los contornos.

Para hacer esto dejamos visible únicamente la capa de los contornos (el icono del ojo) y vamos a Selección > Gama de colores. Con el cuentagotas seleccionamos el color negro y le ponemos la tolerancia bien alta. Al aceptar habremos seleccionado los contornos. Como nuestra capa está en modo multiplicar si coloreamos encima no se va a ver bien así que creamos una capa arriba del todo. A veces es molesto trabajar los contornos con las lineas discontinuas, para dejar de verlas vamos a Vista >Mostrar > Bordes de selección (y lo desactivamos). Seguiremos teniendolos seleccionados asi que con el pincel coloreamos las zonas que nos interesen. Si lo que queremos es colorear todo el contorno del mismo color pulsamos Alt + Retroceso que sirve para rellenarlo todo del color frontal.

Yo aprovecho esta última capa para retocar un poco más el dibujo con el pincel (la cara sobretodo o errores del dibujo) y hacerle algún brillo más (por encima del contorno).



Y con esto terminamos. Aunque lo he dejado sin fondo lo mejor es trabajarlo en una capa a parte. También se puede terminar con una textura o un diseño fácil pero si continuo escribiendo exploto. Como he dicho, esto es una forma de hacerlo, pero en la variedad está el gusto. Si tienes alguna duda no seas vergonzoso y escribe un comentario.

1 comentario :

thot dijo...

haciendo una primera leida me gusta el tutorial, me lo voy a tener q leer mas detenidamente para poder entenderlo del todo

gracias y mas tutoriales!!!

Publicar un comentario